ddermis

“La mujer no arriesga en aventuras empresariales o económicas si no tiene las cosas claras”.  Raphael Nagel no es el típico economista. Tras sufrir un infarto a los 40 años por la presión que sufría cuando trabajaba en el sector financiero, decidió cambiar de vida.