Aleix Vidal fichó por el Barcelona en junio de 2015. El traspaso fue de 18 millones más 4 variable. La duración del contrato es de 5 años. Por distintos motivos, el jugador no entra en los planes del equipo y según informaciones de diferentes medios, el club se está planteando su traspaso. ¿Ganará o perderá dinero el Barça con esta operación?.

Para contestar esta pregunta se debe conocer como se registra el traspaso de un jugador.  El criterio está recogido en la adaptación del Plan General de Contabilidad a las Sociedades Anónimas Deportivas: Los traspasos se contabilizan como activo inmaterial y se deben amortizar a lo largo de la vida del contrato.

Aplicando este criterio al fichaje de Aleix Vidal, la amortización de cada año sería de 3,6 millones de € al año (18 millones / 5 años). Si el traspaso se produjese en este mercado de invierno ¿habría sido rentable el fichaje del jugador desde un punto de vista económico?.

La respuesta es que dependerá de lo que cobre el Barça por el traspaso. El importe mínimo que debería cobrar sería, para no tener ni beneficio o perdida, el importe que queda pendiente de amortizar: 12,6 millones de €. (18-3,6-1,8). Cualquier importe que cobre por encima de esta cantidad será un beneficio y por debajo de ella una pérdida.

En la práctica el Barça se puede encontrar que un jugador que no participa en el equipo se devalúa y además, sabiendo la situación del jugador, los potenciales compradores ofrecerán un precio bajo por cuanto son conocedores de lo que hemos explicado en este artículo.